Seguidores

PREMIO EMANCIPACION

PREMIO EMANCIPACION
Gracias Paco por este premio que me llena de emoción

CON LA GENTE QUE ME GUSTA (A DOS VELAS)

31/7/09

SABIDURIA INDIGENA



Un viejo cacique de una tribu estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida. Él les dijo:

"¡Una gran pelea está ocurriendo dentro
de mí!... ¡es entre dos lobos!.

"Uno de los lobos es maldad, temor, ira, envidia, dolor, rencor, avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo, egolatría, competencia, superioridad.

"El otro es Bondad, Alegría, Paz, Amor, Esperanza, Serenidad, Humildad, Dulzura, Generosidad, Benevolencia, Amistad, Empatía, Verdad, Compasión y Fe.

Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes y dentro
de todos los seres de la tierra.

Lo pensaron por un minuto y uno de los niños le preguntó a su abuelo:"¿Y cuál de los lobos crees que ganará?".

El viejo cacique respondió,
simplemente..."El que alimentes."
(desconozco el autor)

28/7/09

ESPOSAS MENTALES


Un habitante de un pequeño pueblo descubrió un día que sus manos estaban aprisionadas por unas esposas. Cómo llegó a estar esposado es algo que carece de importancia. Tal vez lo esposó un policía, quizás su mujer, tal vez era esa la costumbre en aquella época. Lo importante es que de pronto se dio cuenta de que no podía utilizar libremente sus manos, de que estaba prisionero.
Durante algún tiempo forcejeó con las esposas y la cadena que las unía intentando liberarse.
Trató de sacar las manos de aquellos aros metálicos, pero todo lo que logró fueron magulladuras y heridas. Vencido y desesperado salió a las calles en busca de alguien que pudiese liberarlo. Aunque la mayoría de los que encontró le dieron consejos y algunos incluso intentaron soltarle las manos, sus esfuerzos sólo generaron mayores heridas, agravando su dolor, su pena y su aflicción. Muy pronto sus muñecas estuvieron tan inflamadas y ensangrentadas que dejó de pedir ayuda, aunque no podía soportar el constante dolor, ni tampoco su esclavitud.
Recorrió las calles desesperado hasta que, al pasar frente a la fragua de un herrero, observó cómo éste forjaba a martillazos una barra de hierro al rojo. Se detuvo un momento en la puerta mirando. Tal vez aquel hombre podría...
Cuando el herrero terminó el trabajo que estaba haciendo, levantó la vista y viendo sus esposas le dijo: "Ven amigo, yo puedo liberarte". Siguiendo sus instrucciones, el infortunado colocó las manos a ambos lados del yunque, quedando la cadena sobre él.
De un solo golpe, la cadena quedó partida. Dos golpes más y las esposas cayeron al suelo. Estaba libre, libre para caminar hacia el sol y el cielo abierto, libre para hacer todas las cosas que quisiera hacer. Podrá parecer extraño que nuestro hombre decidiese permanecer en aquella herrería, junto al carbón y al ruido. Sin embargo, eso es lo que hizo. Se quedó contemplando a su libertador. sintió hacia él una profunda reverencia y en su interior nació un enorme deseo de servir al hombre que lo había liberado tan fácilmente. Pensó que su misión era permanecer allí y trabajar. Así lo hizo, y se convirtió en un simple ayudante.
Libre de un tipo de cadenas, adoptó otras más profundas y permanentes: puso esposas a su mente. Sin embargo, había llegado allí buscando la libertad.
(DESCONOZCO EL AUTOR)

25/7/09

LA VACA


Cuenta una leyenda hindú que el maestro y su discípulo recorriendo los campos llegaron a una pequeña comunidad en la que se respiraba el olor más insoportable, el hambre, casuchas miserables, sus habitantes sumergidos en una profunda apatía y desesperanza. El maestro interrogó a uno de sus habitantes: ¿De que viven? ¿Cómo se mantienen vivos?- De una vaca, de su leche nos alimentamos, elaboramos un poco de crema y mantequilla con lo que adquirimos lo indispensable. El maestro continuó su camino y ordeno a su discípulo: En la noche toma la vaca y lánzala al precipicio. - Maestro, es una gran injusticia lo que me ordena, estos pobres viven solamente de ella, seguramente morirán de hambre. Haz lo que te ordeno. Obediente cumplió al pie de la letra las instrucciones, pasaron los años y ahora el discípulo ya convertido en Maestro fue a visitar nuevamente a esa comunidad pues no lograba comprender tan extraña e injusta decisión de su Maestro en aquel entonces. Cuál fue su sorpresa al encontrarse con un pueblo renovado, se respiraba prosperidad, la mirada y actitud de sus habitantes eran totalmente diferentes, los niños transmitían optimismo y buena salud. Pregunto: ¿qué había sucedido?, ¿a qué se debía ese cambio?: Hace años vivíamos todos solamente de una vaca, una mañana amaneció muerta en el fondo del precipicio, desesperados empezamos a imaginar que hacer para sobrevivir, vendimos la carne y con ese dinero compramos semillas y sembramos hortalizas, con esos productos adquirimos gallinas, con la venta de los huevos adquirimos un cerdo. Así continuó narrando la cadena de valor que habían creado, con lo cual el maestro reflexionó: - Entiendo ahora al maestro, a esta gente la adversidad los hizo despertar de un aletargado sueño que se llama resignación y que se convierte en el alimento de la mediocridad. Bendita adversidad que nos lanza a triunfar

23/7/09

LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO


La inteligencia sin amor, te hace perverso(a).

La justicia sin amor, te hace implacable.

La diplomacia sin amor, te hace hipócrita.

El éxito sin amor, te hace arrogante.

La riqueza sin amor, te hace ávaro(a).

La docilidad sin amor, te hace servil.

La pobreza sin amor, te hace orgulloso(a).

La verdad sin amor, te hace hiriente.

La autoridad sin amor, te hace tirano(a).

El trabajo sin amor, te hace esclavo(a).

La sencillez sin amor, te envilece.

La oración sin amor, te hace introvertido(a).

La ley sin amor, te esclaviza.

La fe sin amor, te hace fanático(a).

La cruz sin amor, se convierte en tortura.

La vida sin amor, no tiene sentido...

(DESCONOZCO EL AUTOR)

20/7/09

EL BILLETE DE 50 EUROS


Pablo, con el rostro abatido de pensar, se reúne con su amiga Laura en un bar a tomar un café. Deprimido, descargó en ella sus angustias... que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación!... Todo parecía estar mal en su vida. Laura introdujo la mano en su bolso, sacó un billete de 50 euros y le dijo: ¿Quieres este billete? Pablo, un poco confundido al principio, le contestó: Claro, Laura... son 50 euros, ¿quién no los querría? Entonces Laura tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña bola. Mostrando la estrujada pelotita a Pablo, volvió a preguntarle: Y ahora, ¿lo quieres también? Laura, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 euros. Claro que lo cogeré si me lo das. Laura desdobló el arrugado billete, lo tiró al suelo y lo restregó con el pie, levantándolo luego sucio y marcado. ¿Lo sigues queriendo?Mira, Laura, sigo sin entender a donde vas, pero es un billete de 50 euros, y mientras no lo rompas, conserva su valor... Pablo, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido. Lo que debes preguntarte es cuánto vales en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado. Pablo se quedó mirando a Laura sin atinar con palabra alguna, mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro. Laura puso el arrugado billete a su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó: Toma, guárdalo, para que te acuerdes de esto cuando te sientas mal... pero me debes un billete nuevo de 50 euros para poderlo usar con el próximo amigo que lo necesite. Le dio un beso en la mejilla y se alejó hacia la puerta. Pablo volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó y con una renovada energía llamó al camarero para pagar la cuenta...

¿Cuántas veces dudamos de nuestro propio valor, de que realmente merecemos más y que podemos conseguirlo si nos lo proponemos?. Claro que no basta con el mero propósito... Se requiere acción y existen muchos caminos.

(DESCONOZCO EL AUTOR)

18/7/09

TE EXTRAÑO


Te extraño
como se extrañan las noches sin estrellas
como se extrañan las mañanas bellas
no estar contigo
por Dios que me hace daño.

Te extraño
cuando camino
cuando lloro
cuando río
cuando el sol brilla
cuando hace mucho frío
porque te siento
como algo muy mío.

Te extraño
como los árboles extrañan el otoño
en esas noches que no concilio el sueño
no te imaginas amor cómo te extraño.

Te extraño
en cada paso que siento solitario
cada momento que estoy viviendo a diario
estoy muriendo, amor, porque te extraño.

Te extraño
cuando la aurora comienza a dar colores
con tus virtudes
con todos tus errores
por lo que quieras, no sé, pero te extraño.

Te extraño
en cada paso que siento solitario
cada momento que estoy viviendo a diario
estoy muriendo, amor, porque te extraño.

Te extraño cuando la aurora comienza a dar colores
con tus virtudes
con todos tus errores
por lo que quieras, no sé, pero te extraño.


(AUTOR: ARMANDO MANZANERO, AUNQUE LA HAN INTERPRETADO MUCHOS CANTANTES. PARA QUIEN QUIERA OIRLA EN EL LATERAL LA TIENEN INTERPRETADA POR LUIS MIGUEL)

15/7/09

EL SABIO HOMBRE VIEJO



Un hombre de 92 años, bajo, muy bien vestido, quien cuidaba mucho su apariencia, se está cambiando a una casa de ancianos hoy.
Su esposa de 70 años murió recién y él se vio obligado a dejar su hogar.
Después de esperar varias horas en la recepción, gentilmente sonríe cuando le dicen que su cuarto está listo.
Conforme camina lentamente al elevador, usando su bastón, yo le describo su cuarto, incluyendo la hoja de papel que sirve como cortina en la ventana.
- «Me gusta mucho», dijo, con el entusiasmo de un niño de 8 años que ha recibido una nueva mascota.
- «Señor, usted aún no ha visto su cuarto, espere un momento, ya casi llegamos».
«Eso no tiene nada que ver», contesta.
«La felicidad yo la elijo por adelantado. Si me gusta o no el cuarto no depende del mobiliario o la decoración, sino de cómo yo decido verlo».
«Ya está decidido en mi mente que me gusta mi cuarto. Es una decisión que tomo cada mañana cuando me levanto».
« Yo puedo escoger: Puedo pasar mi día en cama enumerando todas las dificultades que tengo con las partes de mi cuerpo que no funcionan bien, o puedo levantarme y dar gracias al cielo por aquellas partes que todavía trabajan bien.»
«Cada día es un regalo, y mientras yo pueda abrir mis ojos, me enfocaré en el nuevo día, y todos los recuerdos felices que he construido durante mi vida».
«La vejez es como una cuenta bancaria: Tú retiras al final lo que has depositado
durante toda tu vida.
(AUTOR DESCONOCIDO)

12/7/09

LA IMPORTANCIA DEL TIEMPO


Imagínate que existe un banco que cada mañana acredita en tu cuenta la suma de $ 86.400 . No arrastra tu saldo día a día. Cada noche borra cualquier cantidad de tu saldo que no usaste durante el día ¿Que harías? Retirar hasta el último centavo,... ¡¡¡por supuesto!!! Cada uno de nosotros tiene ese banco. Su nombre es tiempo. Cada mañana este banco te acredita 86.400 segundos. Cada noche este banco borra y da como pérdida cualquier cantidad de ese crédito que no has invertido en un buen propósito.
Este banco no arrastra saldos ni permite sobregiros. Cada día te abre una nueva cuenta. Cada noche elimina los saldos del día. Si no usas tus depósitos del día la pérdida es tuya. No se puede dar marcha atrás. No existen los giros a cuenta del depósito de mañana.
Debes vivir en el presente con los depósitos de hoy. Invierte de tal manera que puedas conseguir lo mejor en salud, felicidad, éxito. El reloj sigue su marcha. Consigue lo máximo del día.
Para entender el valor de un año, pregúntale a algún estudiante que perdió el año de estudios. Para entender el valor de un mes, pregúntale a una madre que dio a luz a un bebé prematuro. Para entender el valor de una semana, pregúntale al editor de un semanario. Para entender el valor de una hora, pregúntale a los amantes que esperan para encontrarse. Para entender el valor de un minuto, pregúntale a una persona que perdió el tren. Para entender el valor de un segundo, pregúntale a una persona que por un pelo evitó un accidente. Para entender el valor de una milésima de segundo, pregúntale a una persona que ganó una medalla de plata en las olimpíadas.
Atesora cada momento que vivas. Y atesóralo más si lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial como para dedicarle tu tiempo. Recuerda que el tiempo no espera por nadie.
(DESCONOZCO EL AUTOR)

9/7/09

FRASES DE MUJERES FAMOSAS



” Yo soy aquella mujer que escaló la montaña de la vida removiendo piedras y plantando flores”.
(Cora Coralina)

“ Vos ya fuiste usada, no permitas ser dominada”.
(Isadora Duncan, bailarina)

“ Hay dos tipos de personas: las que hacen las cosas y las que hablan como los loros. Procura quedarte en el primer grupo: hay menos competición ahí”.
(Indira Gandhi, estadista)

“ Aprendí con las primaveras a dejarme podar para poder volver entera”.
(Cecília Meirelles, poetisa)

“ El amor es como el mercurio en la mano. Deja la mano abierta y el permanecerá; agarrálo firmemente y el escapará”.
(Dorohty Parker, escritora)

” Tú no puedes escoger como vas a morir o cuando. Tú sólo puedes decidir como vivir ahora”.
(Joan Baez, cantante)

“ La edad no protege contra el amor. Más el amor, en cierta medida, protege contra la edad”.
(Jeanne Moreau, atriz)

“ Dame Señor, la perseverancia de las olas del mar, que hacen de cada retreceso un punto de partida para un nuevo avance”.
(Gabriela Mistral, poetisa)

“ Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es hora de comprender más, para temer menos”.
(Marie Curie, física)

“ Cuando nada es cierto, todo es posible”.
(Margaret Drabble, escritora)

“ Una relación requiere mucho trabajo y amor: superación de si, de los propios deseos. Sobretodo curiosidad y ningún cinismo”.
(Nastassja Kinski, actriz)

“ Todo placer sentido con gusto parece casto”.
(Marguerite Yourcenar, escritora)

“ Quien no sabe llorar con el corazón tampoco sabe reír”.
(Golda Meir, estadista)

“ Nunca se debe gatear cuando se tiene el impulso de volar”.
(Hellen Keller, escritora y educadora)

“ Tu fuerza interior y tus convicciones no tienen edad”.
(Madre Teresa de Caculta)

“ No tengo tiempo de desplegar otra bandera que no sea la de la comprensión, del encuentro y del entendimiento
entre las personas”.
(Elis Regina, cantora)

“ Ten siempre presente que la piel se arruga, que el cabello se torna blanco, que los días se convierten en años, más lo más importante no cambia! Tu fuerza interior”.
(Madre Teresa de Caculta)

“ Continúa a pesar de que todos esperan que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
(Madre Teresa de Caculta)

7/7/09

EL PERRO Y EL CONEJO



Un señor le compró un conejo a sus hijos.
A su vez, los hijos del vecino le pidieron una mascota a su padre.
El hombre compró un cachorro Pastor Alemán.
El vecino exclamó: ¡Pero él se comerá a mi conejo!
De ninguna manera, mi pastor es cachorro.
Crecerán juntos, y serán amigos. Yo entiendo mucho de animales.
No habrá problemas. Y parece que el dueño tenía razón.
El perro y el conejo crecieron juntos y se hicieron amigos.
Era normal ver al conejo en el patio del perro y al revés.
Un viernes, el dueño del conejo se fue a pasar un fin de semana
en la playa con su familia. El domingo en la tarde
el dueño del perro y su familia tomaban una merienda,
cuando entró el perro a la cocina. Traía al conejo entre los dientes,
sucio de sangre y tierra, y además muerto.
Casi matan al perro de tanto agredirlo. Decía el hombre:
El vecino tenía razón, ¿y ahora qué haremos?.
La primera reacción fue echar al animal de la casa como castigo,
además de los golpes que ya le habían dado.
En unas horas los vecinos iban a llegar.
Todos se miraban, mientras el perro afuera lamía sus heridas.
Uno de ellos tuvo la siguiente idea:
Bañemos al conejo, lo dejamos bien limpiecito,
después lo secamos con el secador y lo ponemos en su casita en el patio.
Así lo hicieron; hasta perfume le pusieron al animalito.
¡Quedó lindo! parecía vivo", decían los niños, y allá lo pusieron,
con las piernitas cruzadas como si estuviese durmiendo.
Luego al llegar los vecinos se sintieron los gritos de los niños.
No pasaron cinco minutos cuando el dueño del conejo vino a tocar a la puerta, algo extrañado. ¿Qué pasó?, le dijo su vecino. El conejo murió.
¿Murió? Sí, murió el viernes. ¿Murió el viernes?
Sí, fue antes de que viajáramos.
Los niños lo habían enterrado en el fondo del patio...
(Autor Desconocido)

4/7/09

ZANAHORIA, HUEVO O CAFE











Para comprender el verdadero significado de "ser un líder con uno mismo", les propongo una experiencia en la simpleza de la cocina de nuestras casas. En tres recipientes con agua hirviendo, colocamos en uno de ellos una zanahoria; en el segundo, un huevo; en el último agregamos dos o tres cucharadas de café y respetamos los tiempos de cocción de cada uno de los elementos, colocados en el agua hirviente.

Notaremos que la zanahoria antes de cocinarse era rígida, dura y muy difícil de quebrar; mientras que luego de ser hervida en el agua, se transformó en un cuerpo blando y muy fácil de aplastar con un tenedor.
El huevo, con su apariencia frágil y con un espíritu fluido, luego de pasar por agua hirviendo, parece no haber sufrido transformaciones; sin embargo, al romper su cáscara, comprobaremos que esa fluidez se endureció, al igual que su corazón o yema.

El café, en cambio, tiñó el agua hirviente y hasta le dio aroma y sabor.

La adversidad, actúa con nosotros como lo hizo el "agua hirviendo" con la zanahoria, el huevo y el café.

¿Qué somos nosotros ante las adversidades?... ¿Somos zanahoria, huevo o café?
¿Somos aparentemente duros y rígidos como una zanahoria, difíciles de quebrar, que ante una circunstancia adversa de la vida nos volvemos blandos y a punto de deshacernos en la depresión?. ¿Somos huevos, tal vez?... ¿tanto como que nuestro espíritu se endurece como nuestro corazón, a tal punto que cuando llega una oportunidad de amar, ni siquiera nos damos cuenta de que nuestros sentimientos se bloquearon?. ¿O somos café?... eligiendo convertir las adversidades en verdaderos “desafíos” de la vida, en verdaderas “oportunidades” para aprender y fortalecernos.
(DESCONOZCO EL AUTOR)

3/7/09

DECALOGO DE LA FORTALEZA


Todo lo que vale exige esfuerzo, disciplina, dedicación.
Decídase a emprender ese camino cada día.

La paciencia todo lo alcanza. Cambie la impaciencia
por la perseverancia en el empeño.
El tiempo es necesario para alcanzar cualquier objetivo.

Practicar la paciencia es una manera de fortalecer la voluntad:
paciencia para escuchar a los inoportunos,
para controlar los impulsos, para no contestar mal, etc.

Establezca un horario para su vida y ajústese a él
con flexibilidad, pero con exigencia.
No lo cambie por cualquier excusa.

Lo que hay que hacer, se hace: ¡ahora! sin aplazarlo.
Si algo le supone esfuerzo, esa es una buena razón
para hacerlo.
Ahí radica la clave de la superación personal.

Hable claro, aunque pase un mal rato.
Pero hágalo como le gustaría que lo hicieran con usted.

¡Atrévase! Corra riesgos, sin dejar de ser prudente.
No se asuste por el miedo a fracasar o por las dificultades
que encontrará. Sea audaz.

Ejercite la voluntad cuidando los detalles pequeños:
organizar el escritorio, recoger un papel del piso,
sonreír a alguien, contestar bien el teléfono,
cumplir con un plazo, etc.

Otra manera de fortalecer la voluntad es perseverar
en lo que se comienza: una dieta, un plan de ejercicios,
la lectura de un libro, etc.

El autodominio es importante, de lo contrario
se es prisionero de uno mismo.
(desconozco su autor)